TOMADO DE CUBANET

Tribunal rechaza documento que daría libertad a Daniel Llorente

El opositor que corrió con la bandera estadounidense el pasado 1ro de mayoMiércoles, agosto 9, 2017 |  CubaNet  | 


















Daniel Llorente (martinoticias.com)


MIAMI, Estados Unidos.- El Tribunal Municipal de Plaza de la Revolución rechazó este martes un documento que permitiría la liberación del opositor Daniel Llorente del Hospital Psiquiátrico de La Habana, donde permanece recluido luego de que fuera arrestado el pasado 1ro de mayo por correr con una bandera estadounidense durante el acto oficial por el Día de los Trabajadores.

Informa Martí Noticias que Eliécer Llorente, hijo de Daniel, acudió este martes al tribunal por una respuesta luego de haber presentado un documento emitido por los propios doctores de Mazorra, como se conoce popularmente al sanatorio mental donde permanece el opositor.

Añadió el joven que en las oficinas de Atención a la Ciudadanía le dijeron que le caso de su padre “no está en sus manos”. Aseguró que ha acudido a todas las instancias posibles para liberarlo pero “nadie da respuestas”.

Eliécer Llorente considera que a su padre “lo quieren hacer pasar por loco”.

Daniel Llorente fue noticia el pasado 1ro de mayo, cuando corrió frente a una multitud congregada en la Plaza José Martí, de La Habana, ondeando una bandera de Estados Unidos.

El hombre fue detenido y golpeado por agentes vestidos de civil, un hecho que quedó registrado por medios de prensa de todo el mundo.

Luego de este hecho, Llorente fue llevado al Centro de Instrucción del Departamento Técnico del DTI, en 100 y Aldabó, donde permaneció más de 20 días. Luego lo trasladaron al hospital donde permanece, donde recibe atención médica por supuestos trastornos mentales.

TOMADO DE CUBANET

Oposición cubana se solidariza con “los hermanos venezolanos”

“Les llamamos a cerrar filas con los cubanos que enfrentamos a sus mismos enemigos”Miércoles, agosto 9, 2017 |  CubaNet  | 

















De izquierda a derecha: Antonio Rodiles, Egberto Escobedo, Berta Soler, José Daniel Ferrer y Ángel Santiesteban (foto archivo)


MIAMI, Estados Unidos.- Una declaración en solidaridad con el pueblo venezolano ha sido firmada por un amplio grupo de opositores cubanos. A continuación, el texto íntegro:

Declaración sobre la situación que se vive en Venezuela

La situación venezolana parece no tocar fondo, el autogolpe disfrazado de constituyente muestra que el chavismo va por todo. No dejar ningún vestigio de democracia es su tarea pendiente, aunque para ello tengan que eliminar todo lo que se interponga.

El castrismo ensaya y aplica en Venezuela toda su tecnología represiva.  Desde La Habana se diseña la estrategia para instalar el totalitarismo y se envían los agentes necesarios para concretar sus objetivos. El régimen chavista, plagado de corrupción y narcotráfico ha sido su aliado perfecto.

La comunidad internacional ha reaccionado pero quizás no se percata que el golpe requiere de respuestas más enérgicas e inmediatas. Una vez instalados los totalitarismos, atomizan toda la sociedad y la lucha se hace muy difícil, estos regímenes han mostrado que solo se van después de haber arrasado con los países.

Raúl Castro, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Alejandro Castro deben ser responsabilizados por igual sobre la situación desastrosa que se vive en la nación hermana. Es importante mencionar, como han señalado diversas fuentes, la responsabilidad de otros jerarcas del castrismo como Ramiro Valdés, el General de División Leonardo Andollo y el Coronel Víctor Gaute, estos dos últimos marcados como jefes de la misión militar y civil cubana respectivamente. Ambos regímenes deben saber que todos sus abusos y violaciones tendrán consecuencias.

Toda nuestra solidaridad con los hermanos venezolanos y les llamamos a cerrar filas con los cubanos que enfrentamos a sus mismos enemigos. Estamos librando una difícil y desigual contienda, pero sin dudas ganaremos.

 Firmantes (por orden alfabético):

Adrián Pérez, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Ailer González, Estado de Sats, Foro por los Derechos y Libertades

Ángel Moya, Foro por los Derechos y Libertades

Ángel Santiesteban, Foro por los Derechos y Libertades

Antonio G. Rodiles, Estado de Sats, Foro por los Derechos y Libertades

Armando Abascal, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Asunción Carrillo, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Benito Fojaco, Foro Anti Totalitario Unido 

Berta Soler, Damas de Blanco, Foro por los Derechos y Libertades

Carlos Amel Oliva, Unión Patriótica de Cuba

Carlos Oliva, Unión Patriótica de Cuba

Carlos Olivera, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Celestino Hernández, Foro Anti Totalitario Unido 

Claudio Fuentes, Estado de Sats, Foro por los Derechos y Libertades

Egberto Escobedo, Asociación de Presos y Expresos Políticos, Foro por los Derechos y Libertades

Ernesto Borges, Partido por Unidad Demócrata Cristiano

Félix Llerena, Instituto Patmos, CubaDecide

Félix Navarro, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham.

Félix Pérez, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Francisco Rangel, Organizador del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Gorki Águila, Foro por los Derechos y Libertades

Guillermo Fariñas, Foro Anti Totalitario Unido 

Hugo Damián Prieto, FACOZT, Foro por los Derechos y Libertades

Iván Hernández, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham, Asociación Sindical Independiente de Cuba

Jorge Luis García “Antúnez”, Frente Resistencia Cívica OZT, Foro por los Derechos y Libertades

José Daniel Ferrer, Unión Patriótica de Cuba

José Raúl Rodríguez, Foro Anti Totalitario Unido  

Juan Alberto de la Nuez, Foro Anti Totalitario Unido 

Katherine Mojena, Unión Patriótica de Cuba

Leticia Ramos, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

María Cristina Labrada, Damas de Blanco, Foro por los Derechos y Libertades

Martha Beatriz Roque, Red de comunicadores Sociales

Orlando Rodríguez, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Ovidio Martin, Unión Patriótica de Cuba

Raúl Borges, Partido por la Unidad Democrática Cristiana, Foro por los Derechos y Libertades

Roberto Arsenio López, Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba

Rolando Ferrer, Foro Anti Totalitario Unido 

Rosa María Paya, CubaDecide

Sayli Navarro Álvarez, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Yisabel María Marrero, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham

Yriade Hernández, Unión Patriótica de Cuba

Zenén Daniel Cruz, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham


TOMADO DE CUBANET

Dos décadas después, la historia se repite

El General ha ‘calcado’ las acciones de su hermano en 1996

















Martes, agosto 8, 2017 |  Orlando Freire Santana  

 

LA HABANA, Cuba.- La historia parece repetirse. En 1996, después que la economía diera algunos signos de recuperación tras la debacle del período especial, y temeroso de que los cambios económicos forzaran cambios políticos en la sociedad, el castrismo dio marcha atrás a las reformas pro mercado que había implementado.

Y en semejante retroceso, uno de los blancos de los dardos gubernamentales fue el trabajo por cuenta propia. Debido a las presiones y trabas que impusieron las autoridades se cerraron infinidad de negocios particulares, y se redujo el número de cuentapropistas.

Ahora, tras siete años de haberse ampliado el marco del trabajo por cuenta propia en el contexto de la actualización del modelo económico, acabamos de presenciar una arremetida contra esa forma de empleo no estatal.

En síntesis, las medidas anunciadas por el Consejo de Ministros se centran en los siguientes objetivos: afianzar el control gubernamental sobre los cuentapropistas, eliminar la comercialización privada de los productos agropecuarios, impedir la prosperidad de ciertos propietarios —el oficialismo le llama concentración de la riqueza—, y tratar de disminuir el éxodo de trabajadores estatales hacia determinados empleos privados.

El afianzamiento del control gubernamental se manifiesta en la obligatoriedad que tendrán los arrendadores de viviendas, los constructores —albañiles, plomeros etc.— , los dueños de restaurantes y bares, y los taxistas habaneros, de abrir una cuenta bancaria para reflejar sus ingresos y gastos del negocio. Una cuenta de la que estará informada preferentemente la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

De igual forma, los taxistas casi perderán su autonomía al ser ubicados en piqueras, con itinerarios definidos por las autoridades, y con el probable tope de las tarifas que apliquen.

La tendencia hacia la eliminación de la comercialización privada de los productos del agro se aprecia con el cese definitivo de la entrega de nuevas autorizaciones para ejercer como carretillero, y vendedores mayoristas y minoristas de productos del agro. ¡Pobres consumidores! Dentro de poco dependerán únicamente de la Empresa Estatal de Acopio  para que abastezca sus placitas.

Todo indica que los elementos de línea dura de la nomenclatura raulista decidieron no perder tiempo en la tarea de “controlar” la concentración de la riqueza. La decisión de separar la actividad  de restaurante (paladar), y la de servicio de bar y recreación,  obedece al interés gubernamental de obstaculizar el florecimiento de  restaurantes que, exitosamente, habían incorporado servicios de discoteca para beneplácito de sus clientes.

Otra manera de impedir la ampliación de los negocios privados es el mantenimiento de un impuesto progresivo por la utilización de la fuerza de trabajo. Por ejemplo, mientras que por los primeros cinco trabajadores contratados, los propietarios pagarán un impuesto correspondiente al 5% del salario medio mensual de su provincia, a partir de 21 trabajadores contratados el impuesto a pagar será el 5% de la suma de seis salarios medios.

El Consejo de Ministros decidió no entregar por el momento nuevas autorizaciones para un total de 28 actividades, entre las que se incluyen las referidas al sector de la construcción y la de repasador. Evidentemente, las autoridades no desean que más albañiles, plomeros y carpinteros encofradores abandonen las empresas estatales y se conviertan en cuentapropistas. Y otro tanto sucedería con algunos maestros que dejan las aulas para dedicarse a repasarles a los alumnos bajo el estatus de trabajadores por cuenta propia.

Al analizar las nuevas medidas adoptadas por el General-Presidente, y compararlas con las acciones de su hermano mayor hace dos décadas, es fácil advertir que en Cuba, contrario al parecer de algunos ilusos que creen  presenciar una nueva era con Raúl Castro al frente,  ha habido mucha más continuidad que ruptura.